ENDODONCIA

Nutriendo la salud dental a través del delicado arte de la endodoncia, salvaguardando la vitalidad de cada sonrisa.

¿Qué es la Endodoncia?

La Endodoncia, comúnmente conocida como tratamiento de conducto, es una especialidad de la odontología que se centra en el diagnóstico y tratamiento de problemas relacionados con el interior del diente, específicamente la pulpa dental (tejido blando que contiene nervios y vasos sanguíneos). Este tratamiento es crucial cuando la pulpa se infecta o inflama debido a caries profundas, traumatismos dentales, grietas o fracturas en los dientes. La endodoncia permite salvar el diente afectado, eliminando la pulpa dañada, desinfectando el canal radicular y sellando el espacio para prevenir futuras infecciones.

¿Para quién está indicado?

La Endodoncia está indicada para pacientes que presentan infección o inflamación en la pulpa dental, generalmente causada por caries profundas, traumatismos, grietas o fracturas en los dientes. Es esencial para aquellos que experimentan dolor intenso, sensibilidad prolongada al calor o al frío, o decoloración del diente. Este tratamiento también se recomienda para prevenir futuras complicaciones de salud bucal que podrían requerir procedimientos más invasivos, como extracciones.

¿Cuáles son los beneficios?

Los beneficios de la Endodoncia son esenciales para la salud y funcionalidad dental. Este tratamiento no solo alivia el dolor causado por la infección o inflamación de la pulpa, sino que también previene la propagación de la infección a otros dientes y ayuda a salvar el diente afectado, evitando la necesidad de extracción. Al conservar el diente natural, la endodoncia mantiene la alineación correcta de los dientes y asegura una mordida adecuada, contribuyendo a una mejor salud oral en general y estética dental.

¿Cuál es la duración del tratamiento?

La duración del tratamiento de Endodoncia generalmente varía dependiendo de la complejidad del caso, pero típicamente se completa en una o dos visitas al consultorio dental. Cada sesión puede durar entre 30 minutos y varias horas. Los casos más complicados, como aquellos con múltiples canales radiculares o infecciones severas, pueden requerir sesiones adicionales para asegurar que toda la infección sea eliminada y el diente esté adecuadamente sellado.

¿Estás interesado en el tratamiento?

Si deseas obtener más información sobre nuestro tratamiento o deseas agendar una cita para implementarlo. Pide cita o contáctanos a través de nuestro correo electrónico.
Scroll al inicio